Si buscas un tratamiento eficaz que solucione un problema en concreto, quizá la radiofrecuencia corporal sea la respuesta a lo que has estado buscando. La radiofrecuencia es uno de los tratamientos más famosos y utilizados en dermoestética por sus estupendos resultados focalizados. ¿No la conoces bien?

¿Para que sirve la radiofrecuencia corporal?

La radiofrecuencia corporal tiene muchas aplicaciones:

  • Consigue una piel mucho más elástica atenuando las arrugas
  • Es un tratamiento reductor de celulitis que, además, mejora la circulación
  • Remodela la silueta
  • Reduce la flaccidez. Es fantástico para reafirmación de piernas y brazos, pecho y vientre postparto
  • Mejora el drenaje linfático
  • Reduce las estrías

El calor que genera un tratamiento de radiofrecuencia es muy beneficioso tanto para las capas internas como externas de la piel ya que consigue mejorar la circulación y la eliminación de grasa y toxinas que se acumulan sobre todo en brazos, piernas y abdomen.

Los resultados se pueden apreciar desde la primera vez que se aplica la radiofrecuencia, aunque el efecto se va apreciando cada vez más de forma gradual y es mejor con el tiempo. El resultado definitico se aprecia algunas semanas después de que se aplique la última sesión de todas. Esto ocurre porque la radiofrecuencia trabaja sobre la piel y los procesos naturales que se activan grancias al calor estarán a pleno rendimiento cuando pasa un poco de tiempo. Lo ideal es que una vez finalizado el tratamiento se realicen sesiones de mantenimiento, aunque esto depende de cada paciente y caso concreto. En general se suele recomendar una de estas sesiones cada tres meses.

Ventajas de la radiofrecuencia corporal

Como ves, este tratamiento tiene muchas aplicaciones, pero también muchísimas ventajas. No se trata de algo complicado como pudiera parecer, sino todo lo contrario. La radiofrecuencia corporal es un tratamiento rápido y prácticamente indoloro que no necesita anestesia para aplicarse.

En general, para un tratamiento de radiofrecuencia en brazos puede durar entre 25 y 35 minutos, mientras que en zonas más grandes como muslos o cadenas será necesario un poco más de tiempo, sobre una hora. El número de sesiones que requiere la radiofrecuencia es inexacto ya que depende de cada caso y del objetivo a perseguir cuando se realiza.

Además, tampoco es necesario ningún cuidado post tratamiento, ya que las rojeces aparecidas desaparecen de forma rápida tras unas horas después. Eso sí, no se debe tomar el sol o mantener muy protegidas las zonas en las que se ha aplicado la radiofrecuencia. ¡Más fácil imposible!

En Clínica Integral somos expertos en radiofrecuencia , ¡coge ya tu cita!

En Clínica Integral contamos con los mejores equipos tecnológicos de última generación para todos nuestros tratamientos y en el caso de la radiofrecuencia corporal también. Nuestra máquina Rafos Premium consigue los mejores resultados al ser la de mayor calidad del mercado.

radiofrecuencia-rafos-premium

Si quieres coger una cita con nosotros para que podamos valorarte y comenzar cuanto antes tu tratamiento, no dudes en llamarnos al 956 929 816. Te daremos cita inmediatamente para que te sientas mejor y más guapa. Nuestro experto Antonio Juliá te habla un poco más sobre este tratamiento (que también tiene aplicaciones faciales):

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies