Si todavía no te habías planteado cuándo los pequeños tienen que empezar a visitar al dentista, has llegado al lugar adecuado. El refrán dice que “el arbolito hay que regarlo desde chiquitito” y lo mismo ocurre con la salud dental y bucal de los niños.

Para tener una buena salud y una sonrisa impecable para siempre es necesario comenzar los cuidados desde la infancia, ¿por qué? Para empezar, porque una visita a tiempo puede ayudar a prevenir caries o problemas de encías en la boca del niño. ¡Pero eso no es todo!

Prevención. Hay muchos problemas y enfermedades bucales que no son detectables a simple vista y es necesaria la intervención de un especialista para identificarlas y tratarlas. Además, también existen otros problemas como por ejemplo las caries, malformaciones o problemas de encía que no deben dejarse de lado.

Aprender una correcta higiene bucal. Para una sonrisa bonita y saludable supone que el dentista pueda analizar qué se está haciendo bien y mal en la higiene bucal diaria del pequeño. De esta forma, el dentista puede enseñar al más pequeño cómo realizar su higiene, cuántas veces al día, etc.

Ortodoncia. Los tratamientos ortodóncicos son bastante habituales en niños y jóvenes. Estos tratamientos necesitan un seguimiento muy frecuente para conseguir los resultados deseados y evitar problemas.

Cuándo es necesario llevar al niño al dentista por primera vez

Aunque hasta hace poco tiempo la primera visita se solía realizar cuando se había completado la primera dentición del pequeño (sobre los tres años) en la actualidad se recomienda hacerlo antes. ¿Por qué? De esta forma tanto padres como pequeños aprenden a llevar una correcta rutina de higiene y cuidado bucal desde el principio, evitando problemas (sobre todo de caries) con una edad muy temprana.

Pero no solo la higiene es importante. La detección de problemas prematuros como por ejemplo, la existencia de caries de biberón, las afecciones de cualquier tipo o incluso alteraciones del crecimiento y los problemas con la posición de las piezas dentales son susceptibles de crear problemas graves si no se detectan a tiempo.

Por último, habituar al pequeño a visitar al dentista desde siempre ayudará a perder el miedo a la consulta de forma que cuando se vaya haciendo mayor se evitarán reticencias a ir al dentista, ¡seguro que a más de un lector de este post le hubiese hecho falta!

En Clínica Integral somos especialistas en odontología pediátrica

Dentista para niños en cadiz

Nuestra Doctora Arantxa Fernández está especializada en odontología pediátrica y además de atender a los más pequeños también sabe bien como trabajar cómo combatir el miedo y las reticencias que a veces provocan las visitas al dentista.

Nuestro objetivo es conseguir que los más pequeños de la casa tengan una boca sana solucionando los problemas que puedan tener en la actualidad y previniendo problemas dentales futuros enseñándoles a mantener una buena higiene bucal, enseñándoles la importancia de acudir a revisión regularmente, etc.

Si es hora de que tu peque acuda al dentista, ponte en contacto con nosotros y coge tu cita ahora mismo en nuestro teléfono 956 929 816. Podemos sacarle una bonita sonrisa a tu pequeño, ¡incluso cuando viene al dentista!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies